Inicio Clubes El gran partido del Bío Bío

El gran partido del Bío Bío

Por Luis Torres Aillón

Uno de los partidos más recordados por todos los hinchas mineros y de la región del Bio Bio, es aquel del famoso triunfo 7 a 5, de Lota Schwager frente a Deportes Concepción, partido que con el tiempo ha sido hasta mitificado y que recreamos en las líneas siguientes.

En 1967, ya jugadas 6 fechas correspondientes al torneo de Segunda División (actual Primera División B), Lota Schwager, puntero de la categoría con 11 puntos, y Deportes Concepción, segundo con 10, se encontraban para animar un nuevo clásico de la región. Los pormenores señalaban un ambiente de partidazo, y lo fue. 

El partido se jugó el 11 de junio de 1967 en el estadio “Collao” (hoy Alcaldesa Ester Roa Rebolledo). Se controlaron 33.580 espectadores, con una recaudación de 73.046 escudos. Este partido marcó record de público en dicho estadio, y se dice también que del mayor número de socios mineros registrados en un partido, ya sea de local o de visita. Debido a lo anterior, para la ocasión se tuvieron que instalar sillas alrededor de la cancha, para acoger así al público que no cabía en las graderías del estadio. La sociedad de la época lo permitía.

Con el arbitraje de Mario Lira, Lota Schwager alineó con: Mario Melani; Guillermo Quiroga, Guillermo Azócar, Eduardo Cejas y Héctor Holz; Héctor Fuentes y Guillermo Páez; Juan Sepúlveda, Ricardo Cabrera, Juan “Totocha” Inostroza e Iván Eriz. Luego ingresaría Manuel “El Arma Secreta” González y el DT minero era Hernán Gárate. Por su parte, Deportes Concepción presentó a: Ricardo Werlinger; Félix Farfán, Remigio Zambrano, Haroldo Peña y Francisco Pinochet; Óscar Coll y Constantino Mohor; Mario Petric, Octavio Moraga, Rubén Acuña y René Pérez. El DT lila era Isaac “El Marinero” Carrasco.

Era un partido que traía historia, desde el momento mismo en que ambos equipos ingresaron al profesionalismo el año anterior. Era la rivalidad entre el un equipo del centro administrativo de la región, frente a otro que representaba a la pujanza del núcleo minero y esforzado de la zona. Si a eso le sumamos la lucha enfervorizada de los puntos, daba pie para lo que vivió todo aquel que estuvo en el estadio ese día.Como dice la regla, fue un partido no apto para cardiacos. Lota se puso en ventaja rápidamente a los 8 minutos con gol de Ricardo Cabrera. Fue Concepción el que tomó la manija del partido y desniveló en el primer período, gracias al finiquito de Mario Petric que en tres oportunidades vencía a Mario Melani, más una cifra aportada por René Pérez. Otro gol del “Gordo” Cabrera para Lota Schwager ante el portero local Ricardo Werlinger, daría un 4 a 2 inusual en un primer tiempo a favor del cuadro local.

Foto del partido

Si la primera etapa estuvo llena de emociones, la segunda siguió por el mismo camino. A los 2 minutos fue el minero Héctor Fuentes que descontaba y ahí empezaba otro partido. Con el 4 a 3, los mineros se fueron con todo en procura del empate. La defensa penquista se defendía estoicamente, sobre todo luego de la salida de su central Haroldo Peña, quien tuvo que abandonar la cancha mareado tras un choque de Ricardo Cabrera, siendo reemplazado por Víctor Stuardo. Así y todo, el equipo lila resistió como pudo, pero sólo fue hasta el minuto 23 del segundo tiempo cuando Juan “Totocha” Inostroza puso el empate a 4 y el partido se encendía aún más.

Pese a que el equipo minero nuevamente manejaba el encuentro, fue Mario Petric quien desnivelaba y ponía el 5 a 4 a favor de los morados. Ese gol no hizo mella en los mineros, quienes con la fe del carbonero siguieron bregando y recibieron su premio. En los últimos 8 minutos de juego, Lota Schwager marcó en tres oportunidades más, con goles de Manuel González, Juan “Totocha” Inostroza y finalmente Juan Sepúlveda, quienes dejaron un marcador histórico de 7 a 5, manteniendo al equipo minero invicto y más puntero que nunca.

Entre los datos curiosos del partido se destacan el que ese día debutó el argentino Mario Petric en Deportes Concepción y marcó cuatro goles y, lo otro, que Manuel González (“El Arma Secreta”) le habría dicho a Hernán Gárate en el banco: “¿Por qué no me metes? ¿No querís ganar el partido?”, con varios garabatos de por medio.

Pese a que al final del campeonato ascendería el equipo lila, un partido así, creemos que es muy difícil que vuelva a repetirse. A la fecha, ningún otro ha tenido el marco de público, la rivalidad y la diversidad de situaciones de gol que ocurrieron en aquella ocasión, y que ha llevado a la mitificación del partido por distintas generaciones. Por ello, este Lota Schwager 7 – Deportes Concepción 5, es el gran partido del Bío Bío.

Lota Schwager 1967

Artículos Relacionados