Inicio Historias Un chileno en la final del Calcio

Un chileno en la final del Calcio

Por Sebastián Núñez Mardones

La historia del primer chileno en el Calcio comienza en Italia, en la localidad Pieve di Cadore, provincia de Belluno, región del Véneto en el norte del país, donde el 23 de abril de 1870 nace don Felice Corte Da Forno, quien se traslada a Buenos Aires con un grupo migrantes en 1889 en busca de mejores condiciones laborales. Su llegada coincidió con la revolución en Argentina contra el presidente Juárez Celman. Debido a las grandes dificultades para los migrantes, Corte decidió dirigirse en tren a Mendoza, donde se habían iniciado los trabajos para el ferrocarril Trasandino. En una entrevista otorgada para el diario La Stampa en 1934, Corte relata su llegada a Chile: “Después de un tiempo las obras del nuevo ferrocarril transandino se interrumpieron, por lo que había dos posibilidades: volver y saltar de nuevo a la pampa argentina, o aventurarse en Chile. Llegaron a Los Andes exhaustos y, como el problema más importante que había que resolver era el de la comida y no había dinero, Corte, que nunca había puesto un pie en una cocina, se convirtió en cocinero, y tanto es así que el dueño del único hotel de la ciudad fronteriza aceptó despedir al cocinero francés para contratarlo en su lugar.

“El primer día (dice Corte) empecé prometiendo un aumento de sueldo a todo el personal de la cocina. Ustedes son mis más valiosos empleados, dije, continúen como hasta ahora. A lo sumo pongo unas pizcas de sal, revuelvo las ollas y hago las raciones para los clientes, que eran todos buenos bocazas, emigrantes como nosotros que trabajábamos en la parte chilena de la Transandina. Por supuesto, los mejores bocados eran míos y lo que sobraba, lo distribuía en secreto a mis 30 compañeros que venían de vez en cuando para ver cómo iba la aventura.

Para resumir, en pocos días me familiaricé tanto con el arte culinario que el hotelero dijo que nunca había visto un cocinero más talentoso. Después de tres meses, pensé que era mejor cambiar de profesión y continuar el viaje hacia el sur de Chile, tuve que escapar por la noche porque no quería dejarme ir”.

El grupo de aventureros italianos había aprendido que en el sur existía la posibilidad de encontrar trabajo en la construcción de otro ferrocarril, que iba a unir Valdivia con Temuco en la Araucanía, y habían decidido ponerse en marcha. Corte reunió a sus compañeros, una treintena de venecianos y pievanis, y juntos decidieron cruzar la cordillera a pie. Vinieron a Valdivia y fueron contratados como obreros en la construcción del ferrocarril. El pan estaba asegurado, pero Corte no era un hombre que se contentara con tan poco.

Trabajando en el ferrocarril conoce en Valdivia a la chilena Luisa Bórquez Patiño, con quien contrae matrimonio en 1894 y traerían al mundo ocho hijos.

Después de algún tiempo, habiendo guardado sus primeros ahorros, partió hacia el norte y, sabiendo que la construcción del ferrocarril de Puente Alto a El Volcán hacia las minas de cobre del Cajón del Maipo iba a ser subcontratada, vino junto con muchos otros extranjeros y logró que le asignaran el trabajo. El ferrocarril se terminó antes del plazo establecido en el contrato por lo que ganaron un premio extra de varios miles de pesos en oro.

Luego regresó a Valdivia y, recordando las primeras fortunas de Los Andes, compró un hotel, al mismo tiempo que asumió la empresa para el pavimento de la ciudad, siendo también contratado para construir una nueva línea de ferrocarril desde Freire, en la Araucanía hasta Cunco, cerca de la frontera con Argentina. Nunca había estudiado ingeniería, pero los propios ingenieros acudían a él para pedirle consejos y discutir sus proyectos.

Ingeniero y diplomático, Corte Da Forno es uno de los grandes promotores de las entidades sociales, culturales y deportivas de la comunidad italiana. Cónsul de Italia en Valdivia y Comendador de la Corona.

Felice Corte Da Forno

 

Primeros años

El protagonista de esta historia nace en Valdivia el 4 de agosto de 1898, bautizado como Félix Bautista. Su primer nombre es la castellanización de Felice, y el segundo herencia de su abuelo paterno. Realiza sus estudios en el Internado Nacional Barros Arana, donde recibe su formación académica y deportiva, esta última a cargo del afamado profesor de gimnasia Leotardo Matus Zapata. Félix destaca en atletismo, esgrima y fútbol, ingresa al Club Atlético Internado (hoy Universidad de Chile) en 1914. En aquella temporada juega por el tercer equipo, donde obtiene la “Copa Excelsior” de manera invicta, pero debido a sus grandes cualidades es ascendido al segundo equipo en la siguiente temporada. En 1915 el Internado se corona campeón de la “Copa Independencia”, especie de segunda división de la Asociación de Football de Santiago (A.F.S.). Al año siguiente nuevamente es promovido, esa vez al primer equipo. Pero hechos ocurridos en Europa cambiarán el curso de la vida de Félix.

Félix y su hermano Pablo en su primera comunión

 

La prima guerra mondiale

El 28 de julio de 1914 iniciaba la Primera Guerra Mundial, la cual involucró a las principales potencias europeas. Italia se mantuvo neutra a pesar de su acuerdo con las potencias centrales (Alemania, Imperio Austrohúngaro, Imperio Otomano y Reino de Bulgaria). Tras largas negociaciones con los aliados y las potencias centrales, en mayo de 1915 Italia ingresó a la guerra en el bando aliado, movilizando sus tropas al frente nororiental contra el Imperio Austrohúngaro, y desde distintos lugares del mundo comienzan a llegar los italianos para defender la patria.

Félix se encontraba cursando el quinto de humanidades en el Barros Arana cuando Italia ingresó a la guerra. Corte, que aún no cumplía los 18 años, fue consultado por su padre: “¿Quieres ir a defender la patria de tu padre?”. La respuesta fue afirmativa y, sin siquiera recibir su título de bachiller, se enlistó como voluntario. Debido a que Félix no contaba con la edad suficiente para ser reclutado como voluntario, Corte Da Forno falsificó los documentos de su hijo, que en su largo viaje por Europa sería conocido de distintas formas, ya sea como Giuseppe Corte, Felice Coste o Felice Carte.

Félix Corte con su traje de ejército en 1917

 

Félix en el frente

Al llegar a Italia y presentarse como voluntario, Corte se une al tercer regimiento de artillería de costa, siendo enviado a la fortaleza de Gaeta, cerca de Nápoles, para recibir su instrucción militar. Luego que hubo mostrado los certificados que atestiguaban que había cursado los 6 años de humanidades en el Internado Nacional Barros Arana, ingresó a la Escuela Militar de Módena, donde hizo un curso rápido de seis meses para salir en calidad de aspirante a oficial. Tras ello, fue destinado al frente en el 231° regimiento de infantería de la brigada Avellino.

En enero de 1917 se tienen las primeras noticias de Félix en nuestro país, cuando el periódico La Nación informa de una carta: “El conocido footballista Félix Corte B. entusiasta socio del Internado F.C. nos ha enviado una carta desde Módena, en la que nos solicita que desde las columnas de algún periódico de esta capital saludamos en su nombre a los deportistas de Chile”.

Diario La Nación, 16 de enero de 1917.

Una vez en el campo de batalla, fue llamado por el General Antonio Cascino, quien le manifestó que sabía que venía desde Chile, mostrándose muy interesado en nuestro país, por el cual tenía mucha simpatía, pues conocía su historia. Esperaba que, como buen chileno, sabría portarse como tal y mostrar en suelo europeo la pujanza de los hijos de esa tierra. Luego el General expresó: “Dentro pocos días debemos emprender el asalto del monte Cucco, y usted, como descendiente de los que en el 79 escalaran el Morro de Arica, debe hacer honor a ellos”.

El 11 de mayo de 1917 la artillería preparó el asalto, el cual se realizó el día 12 al amanecer y duró tres días. Al inicio de la batalla cayó herido el Capitán y a los dos días el teniente, quedando Félix al mando de la compañía cuando solo restaban 34 hombres. Prosiguió el asalto, y Corte cae herido por una bala de fusil que le penetró la mejilla derecha para salir por la parte posterior de la mandíbula. Fue recogido y transportado al puesto de medicamento, de donde pasó por sucesivos hospitales, Cavilale, Milán y finalmente en el de la Reina Margarita de Roma. En una visita de la Reina Madre Margarita de Saboya a este hospital, le fue obsequiada una hermosa cigarrera de plata, y se le encargó cuidarla con el mayor esmero.

Una vez reestablecido vuelve al frente y, después de tres meses de convalecencia, se suma al 25° Cuerpo de la Armada, que se encontraba protegiendo la retirada de Caporetto. Posteriormente pasó al regimiento 210° de Infantería Brigada Bisagno, siendo enviado a Trentino para defender el Aciago, luchando en las batallas de Monte Val bella, Costalunga, Sasso Rosso y Monte Fischietto. La batalla de Val Bell le significó el ascenso a subteniente.

Con motivo de las grandes pérdidas humanas sufridas en las batallas anteriores, fue relevado y enviado al Piave, desde donde expulsan a los austriacos. En la batalla de Lissone, y gracias a su arrojo en la batalla, fue nuevamente ascendido, esta vez a teniente 1°. En medio de las batallas de la gran guerra, Félix conoce a un joven llamado Bruno Iacoponi, con quien forja una amistad, y la gran afición de ambos por el deporte genera una hermandad perpetua.

En premio a sus grandes actuaciones en el frente, fue designado para ingresar a un curso de Instructores de Gimnasia Militar, recién establecido en Piazzola, cerca de Padua, donde recibió el título de teniente instructor con fecha 4 de septiembre de 1918. Días más tarde se firmó la paz en Europa. Sería condecorado con la Cruz de Guerra, la Medalla del Ministerio y la Medalla de campaña por haber permanecido 24 meses en las trincheras, y un diploma al mérito por viajar desde Chile a la guerra.

Tras el fin de la guerra, Félix es designado al Cuerpo de la Armada en Florencia, en calidad de Instructor de oficiales y suboficiales del 3° regimiento de ingenieros. Realiza una instrucción de seis meses y presta sus servicios en 99° regimiento de infantería de Livorno, y se licencia el 22 de mayo de 1919 como instructor de gimnasia.

 

Su llegada al Livorno

El 17 de febrero de 1915 se funda la Unione Sportiva Livorno (hoy A.S. Livorno Calcio) de la fusión de dos clubes, el Virtus Juventusque (1905) y Società Per Esercizi Sportivi Livorno (1906), los clubes más representativos de la ciudad y rivales en la última década, el nuevo club será conocido como ´amarantos´ debido al color de su camiseta

Debido al inicio de la gran guerra el campeonato nacional fue suspendido durante 3 temporadas y, por tanto, el naciente club no pudo disputarlo. En 1919 se reorganiza el fútbol en Italia, y el U.S. Livorno comienza a preparar su plantel para su debut en la Prima Categoria, nombre otorgado a la primera división.

Las grandes aptitudes en el campo deportivo por parte de Félix Corte le dieron la oportunidad de ser parte del plantel del U.S. Livorno, y en dicho club se reencuentra con su amigo en los campos de batalla, Bruno Iacoponi. Además conoce a su hermano menor, Gino, con quien también forja una gran amistad.

Un chileno en el Calcio

El campeonato italiano se divide en grupos de acuerdo con su ubicación geográfica, el sur y el centro jugaban juntos, mientras que los estados del norte participaban por separado. La final se disputa entre los ganadores de cada región del país.

El U.S. Livorno tiene un plantel generoso con jóvenes jugadores debido a la unión de los clubes más poderosos de la ciudad de Livorno, y entre ellos destacan los delanteros Gino Iacoponi y Mario Magnozzi, que a la postre convertirían casi la totalidad de los goles del equipo.

El debut del equipo amaranto es frente AC Prato, equipo al que vence fácilmente por 6-0, iniciando una excelente campaña. Tras diez partidos jugados, el U.S. Livorno gana siete, empata uno y solo pierde sus dos encuentros frente al AC Pisa, con quien ya comienza a construir una rivalidad. Completa 15 puntos y clasifica a la siguiente ronda.

Pos.ClubPTSPJPGPEPPGFGCDIF 
1A.C. Pisa1810820486+42Clasificados
2U.S. Livorno15107123210+22
3Libertas Firenze9103341416-2 
4Giovanni Gerbi Pisa9104152332-9 
5Firenze7102351126-15 
6Prato2101091048-38Descendido

Corte, que se luce en su faceta de delantero jugando casi la totalidad de los partidos, mantendrá su titularidad durante todo el campeonato.

El paso a las semifinales implicaba medirse nuevamente en una fase de grupos, esta vez, separados en dos grupos de tres equipos cada uno, y los ganadores de cada uno jugarían un partido final para definir el campeonato. U.S. Livorno gana su grupo de manera invicta, con cuatro triunfos y suma ocho puntos, con apenas tres goles en contra.

Pos.ClubPTSPJPGPEPPGFGCDIF 
1U.S. Livorno84400123+9Clasificado
2Audace Roma4420275+2 
3Internazionale Napoli04004011-11 

La gran final del campeonato centro-sur será frente al poderoso Fortitudo Roma, que también había ganado su grupo de forma invicta. El 13 de junio de 1920, en el Stadio Sterlino de Bologna, se enfrentan en un reñido partido que termina 3-2 a favor de los amarantos con un hat trick de Magnozzi. En su primera temporada en el Calcio, el U.S. Livorno alcanza la final del fútbol italiano.

 

Un chileno en la final del fútbol italiano

Una semana más tarde, el 20 de junio, el U.S. Livorno debe enfrentar al campeón de las ligas del norte, el FC Internazionale de Milán, que viene de jugar a gran nivel, completando 24 partidos, con 18 victorias, cinco empates y apenas una derrota, y es sin dudas uno de los equipos más poderosos del país.

El 20 de junio en el Stadio Sterlino, a partido único, se juega la final del campeonato, y los 11 elegidos por los amarantos son:

  • Arquero: Bruno Iacoponi.
  • Defensas: Giuseppe Baratella y Athos Innocenti.
  • Mediocampistas: Gino Collaveri, Renato Nigiotti y Gontrano Innocenti
  • Delanteros: Felice Corte, Gino Iacoponi, Mario Magnozzi, Tindaro Bargagna y Achille Longhi.

Equipo del Livorno que jugó la final

La primera parte es una pesadilla para los amarantos. A los 7 minutos Athos Innocenti sale por lesión, intenta volver pero no puede, y se queda en el terreno de juego prácticamente inutilizable. Un gran problema para el U.S. Livorno, ya que en aquellos tiempos no se permitían sustituciones. Mientras tanto, el Inter tomó la delantera con Agradi en el minuto 12, y luego volvió a adelantarse en el marcador con los goles Agradi y Aebi. Para completar la desastrosa primera parte, hay un penal fallado por Magnozzi. Así, el primer tiempo termina con un 0-3 en contra.

En la segunda parte, sin embargo, sólo Mario ‘Scooter’ Magnozzi juega la carga y acorta la distancia. Luego llega el 2-3 gracias a un gol en propia puerta del Inter. Pese al asalto al arco del Inter, la remontada, lamentablemente, falla, pero el U.S. Livorno sale con la cabeza en alto.

Corte finaliza su paso por el U.S. Livorno con 15 partidos jugados, incluyendo las finales regional y nacional.

 

El regreso a la patria

Luego de la final, el 26 de junio de 1920, Corte se embarca de vuelta a América, pero antes de partir hace una promesa a sus amigos, los hermanos Iacoponi: “Cuando menos se lo esperen los mandaré a buscar”. El 23 de julio Félix llega a Buenos Aires y, el 9 de agosto, ingresa a Chile a través del tren Trasandino. En su paso por la capital visita a sus viejos amigos del Club Internado y otorga entrevistas a los medios. Su llegada es todo un acontecimiento, siendo recibido como un héroe por la comunidad italiana. Luego de los festejos se traslada a Valdivia para reunirse con su familia, han pasado un poco más de 3 años desde su partida. El niño que partió a fines de 1916 se quedó en los campos de batalla, ha regresado el hombre. Félix está listo para seguir conquistando triunfos, ahora, en los campos deportivos de nuestro país.

Diario La Nación, entrevista a Félix Corte.

 

Del Calcio italiano al Club de los universitarios

Luego de visitar a su familia en Valdivia, Félix regresa a Santiago donde recibe su título de bachiller el 27 de diciembre de 1920. Se matricula en la Universidad de Chile en la carrera de Farmacia.

En la temporada 1921 Corte retoma su participación en el Club Atlético Internado (hoy Universidad de Chile), el cual se encontraba inscrito en la Copa Chile de la Asociación de Football de Santiago.

El debut de Félix en primera división es el 24 de abril en la cancha de Av. Panteón (hoy Av. Profesor Zañartu), ubicada frente a la Escuela de Medicina. Su rival sería el Santiago Football Club. Los universitarios vencen con facilidad al equipo recoletano por 3-0, y Corte se luce en el mediocampo. La Nación se expresa al respecto: “Mereció especial elogios la brillante actuación del medio zaguero del Internado señor Félix Corte, jugador que reveló condiciones encomiásticas”.

Tras un mes de entrenamientos y partidos amistosos, el Internado debe enfrentarse al Ibérico Balompié (hoy Unión Española), equipo con el cual ya comenzaba a desarrollar una rivalidad. El 29 de mayo de 1921 en la cancha de Independencia # 1247, a las 15:45 horas salen a la cancha ambos equipos. A los 20 minutos los universitarios se colocan en ventaja con un gol del delantero Ramírez, que con un fuerte tiro a diez metros del arco vence al portero. Minutos más tarde una falta cerca del área es servida por Félix Corte, quien anota un hermoso gol de tiro libre, y el partido finaliza con un 3-0 en favor del equipo estudiantil. Los universitarios comienzan a ser candidatos para ser campeones. El equipo estudiantil sigue con una gran racha en los siguientes partidos, pero lamentablemente en julio de aquel año, Corte cae enfermo de pulmonía y no puede seguir participando de la liga.

El 14 de octubre Félix hace una fugaz aparición en las canchas, como representante de la selección de la Universidad de Chile en el clásico partido anual frente a Universidad Católica, en el marco de la fiesta de la primavera, ‘La Chile’ gana por 2-1 y Corte se luce como delantero interior distribuyendo juego a sus compañeros.

Aquella temporada el Club Internado obtiene la Copa Chile en conjunto con el Brigada Central, debido a que consiguieron la misma cantidad de puntos en el cómputo final, y no se jugaría un partido de desempate producto de lo avanzado del calendario, siendo ambos proclamados campeones. La obtención de este trofeo significó el primer título del club universitario en su historia.

La Nación, Félix en el debut de la temporada 1921

 

Un año alejado de las canchas

Luego de su pasó por el Internado, Corte centra sus esfuerzos en su carrera universitaria y no participa de la primera división. Durante la temporada de 1922 solo juega los partidos representando a la escuela de farmacia y la selección de la Universidad de Chile en el clásico anual con Universidad Católica. El 11 de noviembre, en conjunto con David Arellano, Juan Quiñones (fundadores de Colo Colo) y Carlos ‘Churro’ Urrutia (arquero histórico de la ‘U’) saltan a la cancha del Panteón para vencer por 2-0 al equipo cruzado, y Corte demuestra gran nivel como puntero derecho.

Félix Corte representando a la Universidad de Chile

Capitán del Audax Club Sportivo Italiano

El club Itálico se fundó el 30 de noviembre de 1910 por un grupo de emigrantes italianos y chilenos descendientes, en la calle Puente # 671, en la sombrerería de la familia Cintolesi, con el fin de participar de las carreras ciclistas, deporte popular en Italia y que en Chile estaba alcanzando gran preponderancia, y lo nombran como Audax Club Ciclista Italiano.

11 años más tarde los hermanos los hermanos Domingo y Tito Frutero forman la rama de fútbol, la cual tuvo bastante resistencia en sus inicios, ya que los ciclistas no querían perder su sitial de importancia dentro del club. Durante su primera temporada la rama de fútbol solo juega partidos amistosos.

En 1922 el club es aceptado en la Asociación de Football de Santiago y, debido a ello, el club cambia su nombre a Audax Club Sportivo Italiano. Se inscribe en la Copa Chile, sección Argentina, y conforman un plantel poderoso a base de futbolistas de origen italiano que militaban en otros clubes. En dicha temporada logran salir campeones de su sección y disputan la final de la Copa Chile frente al General Borgoño (campeón de la sección Uruguay), en partido único en el que vencen 2-0, lo que les permite disputar la Copa Unión con el campeón de la Copa República, ganada por el Brigada Central. El 7 de enero de 1923 se juega la final de la Copa Unión, se enfrentan el ‘Brigada’ y el ‘Audax’. Tras una larga lucha, ninguno de los dos equipos logra marcar un gol, y se da a ambos como ganadores e inscriben su nombre en la Copa.

Al año siguiente Félix Corte se une al Audax Italiano y es proclamado capitán del equipo. Como primera medida, contacta a sus amigos en Italia y, en septiembre de aquel año, llegan los hermanos Iacoponi para reforzar al equipo itálico.

Audax Italiano en 1923, Corte es su capitán

En la temporada de 1923 el club se inscribe en la Liga Metropolitana, institución fundada en 1917 y que ya comenzaba a aglutinar a importantes clubes de la capital. En su paso por los itálicos Corte ganó el campeonato de primera división de 1924 de dicha Asociación.

Félix Corte en el Audax Italiano en 1928.

 

Un partido con la selección chilena

Félix Corte, en su paso por universitarios e itálicos, siempre fue considerado en los combinados que representaban a Santiago en los intercities, partidos que enfrentaban a las selecciones de distintas ciudades o regiones.

El 8 octubre de 1924, a bordo del vapor Santa Teresa, llega a Chile la delegación uruguaya representante de la Asociación que se encontraba realizando una gira por el pacífico. Entre agosto y septiembre habían jugado una serie de partidos en Perú, donde enfrentaron a varios clubes y combinados, ya que la selección peruana aún no se formaba. La composición de la delegación uruguaya no contaba con ningún jugador que hubiese intervenido en los Juegos Olímpicos de Paris 1924. Según la prensa chilena, el equipo estaba compuesto por excelentes jugadores que ya habían participado en campeonatos sudamericanos anteriores.

El domingo 12 octubre se fijó el partido entre uruguayos y chilenos. Corte es por entonces representante de la selección de la Liga Metropolitana y destacado como uno de los grandes jugadores de la capital, por sus grandes cualidades es convocado para representar a nuestro país. En un estrecho partido los chilenos caen derrotados por 0-1 en los Campos de Sports de Santiago. Para la historia, las formaciones de ambos equipos:

Chile

Uruguay

Aníbal Ramírez [Gold Cross]

Vicente Clavijo [Nacional]

Víctor Zavala [Linares]

Juan Carlos Vidal [Rambla Junior]

Otto Ernst [Magallanes]

Manuel Pardiñas [Belgrano]

Víctor Morales [Camilo Henríquez]

Ramón Bucetta [Nacional]

Víctor Toro [Diez de Julio]

Gregorio Rodríguez [Universal]

Félix Corte [Audax Italiano]

Acevedo Álvarez [Liverpool]

Miguel Olguín [Escuela Normal]

José Pardiñas [Belgrano]

Guillermo Zamora [Talca]

Antonio Mazzone [Racing]

Juan Palominos

Héctor Castro [Nacional]

Gino Iacoponi [Audax Italiano]

Alfredo Mazzone [Liverpool]

Heriberto Abarzúa [Primero de Mayo]

Julio Gemelli [Fenix]

Tras el partido con los chilenos, el equipo oriental se traslada al sur de Chile, donde juega dos partidos frente a combinados de Talca y Concepción, venciendo a ambos equipos.

El 26 de octubre Corte se enfrenta nuevamente a los uruguayos, esa vez en defensa de los colores de la Liga Metropolitana. Los chilenos son derrotados por 1-3, y con ese partido terminaba la gira uruguaya por tierras chilenas. Al día siguiente abandonan Chile y se dirigen a Montevideo, donde ya se encontraba en curso en aquella ciudad el Campeonato Sudamericano.

Gira de los uruguayos por Chile
FechaRivalResultadoRecinto
12-10-1924Chile1-0Campos de Sports (Santiago)
16-10-1924Liga de Talca2-0Atlético Comercio (Talca)
19-10-1924Combinado penquista2-0Cancha Av. Collao (Concepción)
26-10-1924Liga Metropolitana3-1Campos de Sports (Santiago)

 

Punta Arenas y el fin de su carrera

A mediados de 1925 Félix Corte fija residencia en la Región de Magallanes, donde se une a las filas de Club Deportivo Scout. En dicho club coincide con el ex capitán de la selección chilena, don Enrique Abello. Su estadía en tierras australes se extendería hasta 1926.

En 1927 regresa a Santiago y participa de forma esporádica en el Audax Italiano, donde es nombrado capitán honorario, cerrando ahí su carrera como futbolista.

Félix con la camiseta del C.D. Scout. Gentileza Pedro Jara.

 

Trayectoria como futbolista
ClubPeriodoCiudad
Club Atlético Internado1914 – 1916Santiago

 Primera Guerra Mundial

Unione Sportiva Livorno1919 – 1920Livorno
Club Atlético Internado1921Santiago
Sin Club1922 
Audax Italiano1923 – 1925Santiago
C.D. Scout1925 – 1926Punta Arenas
Audax Italiano1927 – 1928Santiago
 
 La esgrima y sus últimos años

En paralelo al fútbol, Félix participó activamente en la esgrima junto a su hermano Pablo, quien en variadas oportunidades fue campeón nacional. En su faceta de dirigente participó activamente en el Club Universitario de Deportes, siendo uno de sus fundadores en 1928, Félix como representante de la rama de esgrima.

Abandonó sus estudios y, en 1927, comenzó a trabajar en la fábrica de sombreros Girardi, empresa de la que fue empleado por espacio de una década. Se casó en los años 30 con Odessa Masini y, desde 1937, se convirtió en apoderado de la casa comercial O. Masini, de la cual su esposa era dueña. Tras la muerte de su padre en 1945, se hace cargo de los negocios familiares, donde su principal labor fue la de administrar el funicular del cerro San Cristóbal. Falleció en Santiago el 21 de abril de 1982.

Félix y su hermano Pablo, campeones de florete

Fuentes:

  • Diario La Nación
  • Diario El Mercurio
  • Diario La Stampa (Italia)
  • Diario Oficial de Chile
  • Revista Los Sports
  • Revista Zig Zag
  • Diccionario biográfico (12° Edición)
  • Flickr familia Corte Bórquez
  • Registro Civil

Agradecimientos:

  • Rino Curotto
  • Gustavo Villafranca
  • Emanuele Confalonieri
  • Pedro Jara Pacheco

Artículos Relacionados